… A LA BODEGA DE CEPAS DE PROSECCO DE VALDOBBIADENE

Uno de los primeros objetivos logrados por los esposos Silvana Curto y Massimo de Nardo es haber producido el “vino símbolo” del territorio con pasión y artes necesarias, utilizando para la elaboración de uvas y vino, infraestructuras tecnológicas aptas para garantizar altos estándares de calidad. Para hacer eso, como sostiene De Nardo, es necesario transformar directamente la cosecha con el objetivo de obtener un Valdobbiadene DOCG, ocupándose y administrando personalmente toda la  hilera productiva.

 

 

En las fotos, el ingreso de la empresa vitivinícola y la bodega que se engarza en el territorio de la Altamarca trevisana, teatro de la Grande Guerra, de la cual Hemingway se ha inspirado para escribir su célebre  “Adiós a las armas”.